Policía de la ortografía (Reto 3, 1º y 4º de la ESO)

Esta semana hemos hecho muchos ejercicios de ortografía y hemos aprendido no sólo algunas reglas básicas  sino sobre todo  a a escribir correctamente, con respeto hacia las palabras y su historia.

Los crímenes ortográficos están, desgraciadamente, a la orden del día. Necesitamos a policía de la ortografía, necesitamos voluntarios que actúen contra esta terrible situación, NECESITAMOS, EN FIN, TU COLABORACIÓN.

Esto es lo que tienes que hacer: Si ves una falta, actúa. Haz una foto de la palabra y denuncia. Mándame la foto a mi correo electrónico y haremos una galería con los asesinos de la ortografía.

Aquí os dejo con mi primer caso. Espero que logremos detener a muchos criminales. Y como siempre, ya sabéis que hay recompensa para los que ayuden.

wp_20161005_0041

<<Encontré a este transgresor en la sala de profesores. Como podéis ver pone “Consumo de Energia en operacion” acumulando un total de tres faltas en solo una frase: uso incorrecto de mayúsculas y falta de dos tildes. El texto escrito adecuadamente debería ser “Consumo de energía en operación”. Esperemos que el monitor al que se refieren no haga tanto daño a los ojos.>>

PD No olvides incluir en tu foto un pequeño detalle que nos haga ver que tú has sido el detective. En esta imagen podéis ver mi anillo…

CASO Nº1.

Detective: Henar C. (con la ayuda de la rana Gustavo)

Ofensa: falta de tilde (y alguna cosilla más)

Informe de la detective: Tiene  una falta de ortografía “azucar” se escribe “azúcar”.

Comentarios de la comisaria jefe. ¡Bravo Henar! Primer caso resuelto, pero… ¿no se te escapan algunos criminales en los ingredientes? 😉

 

dsc_0370

CASO Nº2

Detective: David Aj.

Ofensa: falta de tilde (y alguna cosilla más)

Informe del detective: La palabra que esta mal es “ATÚN” la he encontrado en una dieta “ATUN” sin tilde. Ademá he encontrado otra que es que es “JAMÓN” que tampoco lleva tilde  pone “JAMON”

Comentarios de la comisaria jefe. Excelente, David, has encontrado dos de las tildes que faltaban. A esta dieta le faltan también algunas comas, buen caso.

wp_20161010_001

Lecturas optativas de 4º de la ESO

Queridos y entusiastas lectores:

 

Aquí tenéis la lista de lecturas optativas, organizada por épocas. Todas las lecturas tienen alguna relación con el temario y os ayudarán con la asignatura. Por cada lectura que realicéis podréis subir vuestra nota 0,25 puntos (hasta un máximo de 1 punto por trimestre) siempre y cuando apreobéis el correspondiente examen.

¡A leer mucho!

 

LECTURAS  DEL SIGLO XVIII.

Los viajes de Gulliver, de J. Swift. Ediciones Valdemar.Los viajes de Gulliver. Novela de Jonathan Swift que cuenta la historia del inglés Lemuel Gulliver y de sus asombrosos viajes . Fue concebida como una sátira, contra la vanidad y la hipocresía de las cortes, los hombres de estado y los partidos políticos de ese tiempo.

Resultado de imagen de los viajes de Gulliver

Cartas marruecas, de Cadalso. Cátedra. Esta obra recoge las cartas escritas por un joven diplomático marroquí cuyo tema son sus impresiones sobre España, un país que no acaba de entender.

Resultado de imagen de cartas marruecas catedra

El sí de las niñas, de Moratín.La más conocida de las comedias neoclásica escenifica los problemas y enredos ocasionados ante la celebración de una boda no deseada. Crítica con la educación  la costumbre de los matrimonios arreglados; esta comedia es, en su ligereza, un verdadero compendio del pensamiento ilustrado.

Resultado de imagen de el sí de las niñas libro

LECTURAS DEL SIGLO XIX

Romanticismo.

La flecha negra, de Stevenson. La novela narra las aventuras del joven aspirante a caballero Richard Shelton, pupilo de Sir Daniel Brackley, señor de Tunstall -y defensor, interesado y poco fiable, de la causa de Lancaster-, que, tras haber perdido a su padre en extrañas circunstancias, sirve a las órdenes de sir Daniel y recorre la agreste región con los mensajes de su señor. Estamos en los prolegómenos de la batalla de Shoreby, y en la cercana abadía en ruinas de Holywood se oculta la hermandad de La Flecha Negra, cuyo capitán, el misterioso John Amend-all (John Arregla-todo), un vengador justiciero tiene atemorizadas a las autoridades locales, pues sus certeras flechas negras, acompañadas de un mensaje, prometen cobrarse la vida de cuatro malvados personajes: «Los cuatro recibiréis lo que es de razón / una flecha negra en vuestro negro corazón»

Resultado de imagen de la flecha negra

Frankenstein, de Mary Shelley.Recogido de entre los hielos del Ártico, Víctor Frankenstein cuenta su vida y si tragedia al capitán Walton: Cómo descubrió el secreto para dar vida a la carne muerta y cómo creó el monstruo que después se rebeló contra él y al que ahora persigue.

Resultado de imagen de frankenstein libro

Drácula, de Bram Stoker. Novela epistolar, narración en la que se elevan distintas y apasionadas voces, intensa historia de amores y sentimientos, ejemplo indiscutible de novela gótica. El irlandés Bram Stoker no soñaba con que su libro, publicado en 1897, se convertiría en un clásico una y mil veces visitado y reinterpretado, desde Bela Lugosi a Francis Ford Coppola.

Resultado de imagen de dracula libro

Jane Eyre, de Charlotte Brönte. Dueña de un singular temperamento desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela Lowood; Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall para educar a la hija del misterioso señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.

Resultado de imagen de jane eyre libro

El estudiante de Salamanca, de Espronceda. Don Félix de Mortemar es perseguido por una amante burlada. No parece un gran problema para este reconocido golfo… lo que pasa es  que ella está muerta.

Resultado de imagen de el estudiante de Salamanca

Don Juan Tenorio, de Zorrilla. Don Juan se ha citado con Don Luis Mejías con el fin de dilucidar quién ha cometido más maldades durante el año que se han dado de plazo. ¿Podría don Juan cambiar el rumbo de su vida?

Resultado de imagen de don juan tenorio libro

Realismo.

El diecinueve de marzo y el dos de Mayo, de Benito Pérez Galdós.El 19 de marzo y el 2 de mayo es la tercera novela de la primera serie de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós. Continúa con la historia del joven gaditano Gabriel de Araceli, quien será testigo directo de los acontecimientos que azotarán a la capital en 1808.

Resultado de imagen de benito perez galdos el dos de mayo argumento

Insolación de Emilia Pardo Bazán. La joven viuda Francisca de Asís Taboada, marquesa de Andrade, ha recibido una invitación para pasar el día de San Isidro en la verbena con un apuesto sevillano. Sabe que no debería ir, pero el deseo es muy intenso. Este año se estrenó un montaje basado en esta novelita en el teatro María Guerrero de Madrid que volvió a poner de moda esta interesante novelita de Emilia Pardo Bazán.

Resultado de imagen de insolación emilia pardo bazán

Tres tormentas de nieve. Pushkin, Tolstoi y Chejov. Este volumen reúne tres relatos de los grandes maestros de la literatura rusa: Pushkin, Tólstoi y Chéjov. Todos ellos relatan la experiencia de una tormenta de nieve, tres tormentas que son son una y la misma, puesto que guardan un eco común en el alma de los respectivos protagonistas. La tormenta es una metáfora espléndida para asomarse a la intimidad rusa: la tormenta es la tormenta del alma rusa.

Resultado de imagen de tres tormentas de nieve

Decadentismo.

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde. El retrato de Dorian Gray es una de las piedras angulares en los debates entre la ética y la estética, el bien y el mal, el arte y la vida. El genial Oscar Wilde quiso hacer de la belleza un refinamiento de la inteligencia, y para ello creó a uno de sus personajes más famosos, Dorian Gray, un hombre que encarna el mal y su castigo.

Resultado de imagen de el retrato de dorian grey libro

 

LECTURAS DEL SIGLO XX

El árbol de la ciencia, de Pío Baroja. El Árbol de la ciencia se centra en las peripecias de Andrés Hurtado, un estudiante madrileño de medicina. Su carácter reflexivo le convierte en un sensible espectador, a la par que víctima, de la desasosegante vida en los pueblos y ciudades españoles.

Resultado de imagen de el arbol de la ciencia

Historia de una maestra, de Josefina Aldecoa. En 1923, una joven llamada Gabriela recoge su título de maestra. Mientras España vive los cambios históricos y políticos de la República y la guerra civil, Gabriela cumple el sueño de trabajar en lo más profundo de las escuelas rurales españolas y en la lejana Guinea Ecuatorial. Contada desde la verdad del recuerdo, esta novela rememora aquella época de pobreza, ignorancia y opresión, y muestra el importante papel de aquellos que lucharon por educar un país.

Resultado de imagen de historia de una maestra

 

Nada, de Carmen Laforet. Andrea llega a Barcelona para estudiar Letras. Sus ilusiones chocan, inmediatamente, con el ambiente de tensión y emociones violentas que reina en casa de su abuela. . Comparada por la crítica con Cumbres borrascosas, Nada destaca tanto por su prosa fresca y directa como por la extraordinaria sensibilidad en la recreación de una voz femenina.

Resultado de imagen de nada carmen laforet

Octaedro, de Julio Cortázar. Los ocho cuentos que  componen este volumen  son ocho caras de un nítido poliedro que el escritor argentino dibujó con un lenguaje estrechamente ceñido a la índole especial de cada historia, buscando esa difícil unidad dentro de lo diverso que concede excepcionalidad a un volumen de relatos. De esta forma, separada e inseparable, cada faceta del octaedro enlaza con las restantes, aunque cada una de ellas sea un pequeño mundo quese basta a sí mismo para entreabrir las puertas del miedo, del extrañamiento, de la insidiosa irrupción de lo fantástico en el más claro momento de un día o una vida.

 

Resultado de imagen de octaedro cortazar

 

 

La verdad sobre el caso Savolta, de Eduardo Mendoza.

Resultado de imagen de la verdad sobre el caso savolta

 

El guardián entre el centeno, de Salinger.

Tres cuentos, de Truman Capote.

Boy, de R. Dahl.

Persépolis de M. Satrapi.

 

Un arte en desuso (4º de la ESO)

Ayer me encontré este texto (o él me encontró a mí) y me acordé de vosotros y vuestro ímpetu a la hora de intervenir en clase. El texto además conecta con el siglo XVIII, así que es doblemente relevante.

Las autoras son Helena Calsamiglia y Amparo Tusón y el libro se llama “Las cosas del decir”, libro que aborda el análisis de nuestra lengua y el uso que hacemos de ella, tema interesante a más no poder. El texto que me interesó dice así:

Asegurar que el hombre es “un animal racional” o “un ser pensante” parecen definiciones algo pretenciosas a la vista de cómo va el mundo. Quizá sea más ajustado a la verdad decir que somos “animales dotados de lenguaje”, “animales que hablan” o incluso si se quiere, “animales parlanchines”. Pero desde luego lo que cada día va siendo más difícil asegurar de nuestros congéneres es que sean animales que conversan. Hablamos, pero no conversamos. Disputamos, pero rara vez discutimos. La conversación no consiste en formular peticiones o súplicas, ni en ladrarse órdenes o amenazas, ni siquiera en susurrar halagos o promesas de amor. El arte de la conversación es el estadio más sofisticado, más civilizado, de la comunicación por medio de la palabra. Un arte hecho de inteligencia, de humor, de buenos argumentos, de anécdotas e historias apropiadas, de atención a lo que dice el vecino, de respeto crítico, de cortesía… Es tan sofisticado y civilizado este arte que hoy probablemente sólo sigue estando al alcance de algunas tribus de Kalahari que desconocen tanto la prisa funcional como la jerga cibernáutica.

Si los historiadores y testigos de la época no nos engañan, la gran época del arte de la conversación en Europa fue el siglo XVIII. Por lo visto, entonces la gente -me refiero a la gente privilegiada, a quienes tenían la suerte de no ser tan nobles como para que les disculparan socialmente la estupidez ni tan pobres como para verse condenados a la ignorancia afanosa- solían reunirse en los salones presididos por unas cuantas mujeres inteligentes para producir charlas que eran como pequeñas obras maestras efímeras. Nadie grabó estas conversaciones, no guardamos vídeos que nos permitan rememorar lo que se dijo tal miércoles en casa de Madame du Deffand o aquel Jueves en la de Madame Geoffrin. Sólo queda una especie de suave aroma casi desvanecido que perfuma la correspondencia de ciertas damas cn Voltaire o algunas páginas de Diderot, de Gibbon o incluso de Roussea. La fragancia de unas palabras que no eran meras herramientas sino arte para disfrutar mejor la vida.

Me viene esta nostalgia de lo que no he conocido leyendo el delicioso ensayito sobre la conversación que escribió el abate André Morellet. […] (Este autor) propone una serie de advertencias sobre los defectos que impiden charlas civilizadamente: la falta de atención a lo que dice el otro, el afán de ser gracioso a cualquier precio, la pendantería, el saltar sin cesar de un tema a otro, la manía de llevar la contraria por sistema, etc… Creo que los participantes habituales en las tertulias radiofónicas no perderían nada siguiendo algunos de sus consejos.

No digo más.

 

PREGUNTAS.

  1. (COMPRENSIÓN LECTORA)
a. ¿Cuál es el tema del texto?
b. Explica cuál es la diferencia entre hablar y conversar.
c. ¿Por qué el siglo XVIII es considerado como el de la gran época de la conversación?
d. Explica quiénes eran los privilegiados en el siglo XVIII.
d. Resume el contenido de cada párrafo en una línea.
      2. (ANÁLISIS)
a. Este texto ¿a qué género pertenece? Justifica tu respuesta con ejemplos del texto. Necesito tres razones para justificar tu elección.
b. ¿Cuál es la opinión de la autora sobre la humanidad en general?  ¿Y sobre la conversación? Toma nota de las expresiones que hacen patente su opinión y sentir.
    3. (INTERPRETACIÓN)
a. ¿Por qué fueron importantes las tertulias en el siglo XVIII?
b. ¿Tienes algún defecto que impida que una charla civilizada pueda ocurrir? Elige un defecto de los mencionados por André Morellet y explica por qué piensas que es uno de tus defectos (En mi caso, tiendo a llevar la contraria por sistema, creo que porque al querer entender todos los puntos de vistas posibles, acabo, sin querer, no escuchando a la otra persona. Pero al ser consciente de ello, intento empatizar más con mi interlocutor.

 

ENTREGAD estos ejercicios por e-mail este fin de semana, o EN PAPEL el próximo martes.

Atrévete a saber.

(Entrada para los alumnos de 4º de la ESO)

Hemos entrado en el siglo XVIII a todo trapo, contagiándonos del entusiasmo de los ilustrados por la razón y el orden. Al fin y al cabo, y como comprobamos con el test, más de la mitad de la clase están muy cerca del espíritu ilustrado. Y es que somos herederos del XVIII, verdadero precedente del pensamiento moderno. Por cierto, ¿os acordáis quién dijo eso de “atrévete a saber” y de lo que quiere decir con eso?

Os dejo a continuación las dos presentaciones que vimos en clase.

Esta primera contiene los primeros esquemas de la unidad, pero recordad que no sustituyen al libro:

En cuanto a estas disapositivas, os permitirán comprobar rápidamente si tenéis claras las características del neoclasicismo.

Recordad que tenéis que leer el texto de Jovellanos y responder a las preguntas que vienen en el libro de texto (con excepción de la sección [g]).
¡Pasad buen fin de semana! Y si os sentís neoclásicos, escribid un poema por el progreso de la humanidad o algún tratado económico que consiga mejorar nuestro día a día. Y no os olvidéis de compartirlo con la clase, positivo seguro  😉

Marie Curie, sonriendo (¡y con bici!).

Pierre et Marie Curie devant leur maison de Sceaux en 1895 /photo Boyer-Viollet /sc

Pierre et Marie Curie devant leur maison de Sceaux en 1895 /photo Boyer-Viollet /sc

En el texto que hemos leído en clase de Lengua en 4º (para aprender a leer con detalle y profundidad un texto) Rosa Montero afirma que no había encontrado ninguna foto de Marie Curie sonriendo. De hecho, a través de la descripción de las fotos, acabábamos descubriendo la vida de esta gran científica, ganadora del premio nobel, y el por qué de su expresión ceñuda y malhumorada.

El pequeño misterio que explica la severidad de su expresión, de hecho, sirve para hacernos comprender la clave de su vida: la lucha por su independencia y vocación, a pesar de haber tenido que vivir en una época en que las mujeres no iban a la universidad.

Y sin embargo, aquí tenemos una foto deMarie Curie, sonriendo.

¿Alguien sería capaz de adivinar en qué epoca de su vida fue tomada esta foto? ¿Por qué sonríe?

Venga, que sé que sois buenos observadores.

Recordad: siempre que alguien nos cuenta una historia (o la Historia), tenemos su punto de vista sobre esa realidad. Pero, como prueba esta foto, no debéis confundir esa visión con la realidad misma.

 

Primer día de clase (4º de la ESO).

Martes y trece, el tiempo se vuelve loco y  se acaba el verano (se va, se va… se fue; ya está lloviendo y baja la temperatura 10ºC). Por si fuera poco, además, hoy empiezan las clases. No podría ser un día más apropiado para empezar el curso.

¿Cómo ha sido vuestro primer día? ¿Qué tal los exámenes de evaluación inicial? ¿Os ha dado tiempo a contaros el verano con tantos recreos?

A mí no me ha dado tiempo a hablar de todo lo que tenía planeado (mmm), pero sé que habrá más días. Sí que he podido daros la bienvenida y hablar un poquito de lo que supone estar en 4ºde la ESO. Y a leeros un poema de bienvenida. La poesía, como la música, siempre se ha utilizado para celebrar momentos importantes, y reflexionar sobre ellos.

Este poema responde a una pregunta que espero que vayáis respondiendo, cada uno a vuestra manera, este curso “¿Qué les queda a los jóvenes?”. El autor es Mario Benedetti. Después del poema os dejo un enlace por si queréis  escuchar el otro poema, que no se leyó en clase. Lo lee el mismo Mario Benedetti, como lo leyó el día que yo le conocí, hace ya más de 15 años, en la Casa de América de Madrid. Él es ese señor con bigote que veis ahí abajo. Una persona extraordinaria, otro día os hablo más de él. Que lo disfrutéis.

 

Mario Benedetti

Fotografía via Wikimedia Commons

¿Que les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de paciencia y asco?

¿Sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?

también les queda no decir amén

no dejar que les maten el amor

recuperar el habla y la utopía

ser jóvenes sin prisa y con memoria

situarse en una historia que es la suya

no convertirse en viejos prematuros

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de rutina y ruina?

¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?

les queda respirar/ abrir los ojos

descubrir las raíces del horror

inventar paz así sea a ponchazos

entenderse con la naturaleza

y con la lluvia y los relámpagos

y con el sentimiento y con la muerte

esa loca de atar y desatar

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de consumo y humo?

¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?

también les queda discutir con dios

tanto si existe como si no existe

tender manos que ayudan/ abrir puertas

entre el corazón propio y el ajeno

sobre todo les queda hacer futuro

a pesar de los ruines del pasado

y los sabios granujas del presente.