Elige tu propia aventura / De viaje

Queridos alumnos:

Volvemos de Semana Santa con muchas energías y mucho que descubrir. De hecho, empezamos la unidad 5, que como sabéis se llama “De viaje”. Vamos a conocer los grandes viajes hechos en la historia de la humanidad gracias a este maravilloso libro que leeremos en clase: Explora de Deborah Kesper. También aprenderemos a escribir crónicas de acontecimientos especiales (como viajes o excursiones), así como otras cosas interesantísimas como la manera que tiene nuestra lengua de referirse a circunstancias de lugar, espacio, tiempo, modo…

Además vosotros mismos tendréis la oportunidad de participar en un  nuevo juego de exploración y convertiros en grandes aventureros. Muy atentos a las novedades que llegan en “ELIGE TU PROPIA AVENTURA”.  Si habéis hecho bien vuestros deberes de Semana Santa podréis conseguir la primera insignia, que hará vuestra aventura más… interesante: la insignia de héroe o de heroína.

 

Coged fuerzas estos últimos días de descanso… ¡las vais a necesitar!

8 de marzo. ¿Protestar o no protestar?

Chicas y chicos:

Como sabéis hoy se ha convocado una huelga estudiantil, de trabajadoras, de consumo, de cuidados con el fin de protestar, reivindicar otra manera de hacer las cosas, visibilizar las desigualdades y el trabajo de las mujeres.

Os dejo con el manifiesto 8-M en que se explica muy bien por qué se convocación la huelga y cómo será.  Al final también tenéis un enlace a un artículo del país donde podréis encontrar datos sobre cómo es la desigualdad en España.

Solo leyendo podréis estar informados de verdad.

Os dejo con la lectura y voy preparándome para ir a la manifestación.

Manifiesto 8M

JUNTAS SOMOS MÁS. Cada 8 de Marzo celebramos la alianza entre mujeres para defender nuestros derechos conquistados. Fue la unión de muchas mujeres en el mundo, la que consiguió grandes victorias para todas nosotras y nos trajo derechos que poseemos hoy. Nos precede una larga genealogía de mujeres activistas, sufragistas y sindicalistas. Las que trajeron la Segunda República, las que lucharon en la Guerra Civil, las que combatieron al colonialismo y las que fueron parte las luchas anti-imperialistas. Sin embargo, sabemos que aún no es suficiente: queda mucho por hacer y nosotras seguimos luchando.

La sororidad es nuestra arma; es la acción multitudinaria la que nos permite seguir avanzando. La fecha del 8 de marzo es nuestra, internacional y reivindicativa.

Hoy, 8 de Marzo, las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la HUELGA FEMINISTA.

Nuestra identidad es múltiple, somos diversas. Vivimos en el entorno rural y en el entorno urbano, trabajamos en el ámbito laboral y en el de los cuidados. Somos payas, gitanas, migradas y racializadas. Nuestras edades son todas y nos sabemos lesbianas, trans, bisexuales, inter, queer, hetero. Somos las que no están: somos las asesinadas, somos las presas. Somos TODAS. Juntas hoy paramos el mundo y gritamos: ¡BASTA! ante todas las violencias que nos atraviesan.

¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones. Exigimos que el Pacto de Estado contra las violencias machistas –por lo demás insuficiente– se dote de recursos y medios para el desarrollo de políticas reales y efectivas que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencias contra las mujeres y niñas. Denunciamos la represión a quienes encabezan la lucha por los derechos sociales y reproductivos.

¡BASTA! De violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que vivimos las mujeres sea cual sea nuestra edad y condición. QUEREMOS poder movernos en libertad por todos los espacios y a todas horas. Señalamos y denunciamos la violencia sexual como expresión paradigmática de la apropiación patriarcal de nuestro cuerpo, que afecta de modo aún más marcado a mujeres en situación de vulnerabilidad como mujeres migradas y trabajadoras domésticas. Es urgente que nuestra reivindicación Ni una menos sea una realidad.

¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! Denunciamos la LGTBIfobia social, institucional y laboral que sufrimos muchas de nosotras, como otra forma de violencia machista. Somos mujeres y somos diversas.

¡Mujeres libres, en territorios libres!

Somos las que reproducen la vida. El trabajo doméstico y de cuidados que hacemos las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Que mayoritariamente sea gratuito o esté devaluado es una trampa en el desarrollo del capitalismo. Hoy, con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad, damos visibilidad a un trabajo que nadie quiere reconocer, ya sea en la casa, mal pagado o como economía sumergida. Reivindicamos que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden, y exigimos la redistribución de este tipo de tareas.

Hoy reivindicamos una sociedad libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Llamamos a la rebeldía y a la lucha ante la alianza entre el patriarcado y el capitalismo que nos quiere dóciles, sumisas y calladas.

No aceptamos estar sometidas a peores condiciones laborales, ni cobrar menos que los hombres por el mismo trabajo. Por eso, hoy también hacemos huelga laboral.

Huelga contra los techos de cristal y la precariedad laboral, porque los trabajos a los que logramos acceder están marcados por la temporalidad, la incertidumbre, los bajos salarios y las jornadas parciales no deseadas. Nosotras engrosamos las listas del paro. Muchos de los trabajos que realizamos no poseen garantías o no están regulados. Y cuando algunas de nosotras tenemos mejores trabajos, nos encontramos con que los puestos de mayor salario y responsabilidad están copados por hombres. La empresa privada, la pública, las instituciones y la política son reproductoras de la brecha de género.

¡BASTA! de discriminación salarial por el hecho de ser mujeres, de menosprecio y de acoso sexual en el ámbito laboral.

Denunciamos que ser mujer sea la principal causa de pobreza y que se nos castigue por nuestra diversidad. La precariedad se agrava para muchas de nosotras por tener mayor edad, ser migrada y estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad. Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida: el embarazo o los cuidados no pueden ser objeto de despido ni de marginación laboral, ni deben menoscabar nuestras expectativas personales ni profesionales.

Exigimos también las pensiones que nos hemos ganado. No más pensiones de miseria, que nos obligan a sufrir pobreza en la vejez. Pedimos la cotitularidad de las pensiones y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado, o que hemos desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral y luchamos por la ratificación del convenio 189 de la OIT que regula el trabajo doméstico.

Gritamos bien fuerte contra el neoliberalismo salvaje que se impone como pensamiento único a nivel mundial y que destroza nuestro planeta y nuestras vidas. Las mujeres tenemos un papel primordial en la lucha contra del cambio climático y en la preservación de la biodiversidad . Por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos. Apoyamos el trabajo de muchas compañeras que ponen en riesgo su vida por defender el territorio y sus cultivos. Exigimos que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política.

Exigimos ser protagonistas de nuestras vidas, de nuestra salud y de nuestros cuerpos, sin ningún tipo de presión estética. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo. ¡Basta ya de ser utilizadas como reclamo!

Exigimos también la despatologización de nuestras vidas, nuestras emociones, nuestras circunstancias: la medicalización responde a intereses de grandes empresas, no a nuestra salud. ¡Basta de considerar nuestros procesos de vida como enfermedades!

La educación es la etapa principal en la que construimos nuestras identidades sexuales y de género y por ello las estudiantes, las maestras, la comunidad educativa y todo el movimiento feminista exigimos nuestro derecho a una educación pública, laica y feminista. Libre de valores heteropatriarcales desde los primeros tramos educativos, en los que las profesoras somos mayoría, hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos y que no permita una sola agresión machista ni LGTBIfóbica en las aulas.

Exigimos un avance en la coeducación en todos los ámbitos y espacios de formación y una educación que no relegue nuestra historia a los márgenes de los libros de texto; y en la que la perspectiva de género se transversal a todas las disciplinas. ¡No somos una excepción, somos una constante que ha sido callada!

¡VIVAN LA HUELGA DE CUIDADOS, DE CONSUMO, LABORAL Y EDUCATIVA!

¡VIVA LA HUELGA FEMINISTA!

Ninguna mujer es ilegal. Decimos ¡BASTA! al racismo y la exclusión. Gritamos bien alto: ¡No a las guerras y a la fabricación de material bélico! Las guerras son producto y extensión del patriarcado y del capitalismo para el control de los territorios y de las personas. La consecuencia directa de las guerras son millares de mujeres refugiadas por todo el mundo, mujeres que estamos siendo victimizadas, olvidadas y violentadas. Exigimos la acogida de todas las personas migradas, sea por el motivo que sea. ¡Somos mujeres libres en territorios libres!

Denunciamos los recortes presupuestarios en los sectores que más afectan a las mujeres: el sistema de salud, los servicios sociales y la educación.

Denunciamos la corrupción como un factor agravante de la crisis.

Denunciamos la justicia patriarcal que no nos considera sujetas de pleno derecho.

Denunciamos la grave represión y recortes de derechos que estamos sufriendo.

Exigimos plena igualdad de derechos y condiciones de vida, y la total aceptación de nuestra diversidad.

¡NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!

Hoy, la huelga feminista no se acaba:

¡SEGUIREMOS HASTA CONSEGUIR EL MUNDO QUE QUEREMOS!

Enlace al artículo de El País con datos sobre las desigualdades que sufren las mujeres:

https://politica.elpais.com/politica/2018/03/02/actualidad/1519999246_882483.html

 

Fíjate bien: emociones.

Hola estudiantes:

¿Cómo os sentís hoy?

Esta pregunta, tiene bastante miga, como habréis podido ver al hacer las actividades que os mandé para el fin de semana.

¿Habéis pensado ya cuántas emociones hay o como distinguir cada una? ¿Se pueden realmente distinguir? Hace poco leí en otro blog lo siguiente:

 Todas las emociones están muy unidas entre sí, pues rara vez aparecen en solitario. Si sufrimos un desengaño, es posible sentir trisfadobia (tristeza, enfado, rabia) o verira (vergüenza, ira). Un recuerdo puede despertarnos megritud (melancolía, alegría, gratitud) y la muerte de un ser querido solemormor (soledad, amor, dolor), entre tantas combinaciones.

(Carolina Lesa Brown, en la siguiente entrada de su blog “Cuando te presente el mundo” https://cuandotepresentoelmundo.com/la-razon-esta-sobrevalorada-o-por-que-no-me-gusta-el-monstruo-de-colores/)

¿Realmente es tan difícil definir las emociones? ¿Es necesario hablar de ellas?

Hay gente que siente que puede ser beneficioso clasificarlas,y lo hacen estupendamente, como podéis ver a continuación.

En esta tabla, por ejmplo, se distinguen emociones primarias y secundarias ¿Qué os parece?

 

 

(Encontré esta tabla en una web de psicología de la UCM: http://webs.ucm.es/info/pslogica/mente/cap5.htm)

No está mal para empezar, ¿verdad?

¿Por qué no le echáis un vistazo a esta web? : http://integratek.es/10-emociones-fundamentales/  De nuevo os remito a un blog, en el que se define qué es una emoción y se proponen diferentes clasificaciones. A continuación se describe cómo se siente y percibe cada emoción.

 

Por último, os dejo con una muestra del libro “El emocionario” de la editorial Palabras aladas. Este libro está destinado a niños pequeños, y se propone presentar diferentes emociones, usando ejemplos, historias e imágenes que dan que pensar.

 

 

https://www.palabrasaladas.com/emocionario.html

¿Lo tenéis algo más claro ahora?

 

Primer día de clase (4º de la ESO).

Martes y trece, el tiempo se vuelve loco y  se acaba el verano (se va, se va… se fue; ya está lloviendo y baja la temperatura 10ºC). Por si fuera poco, además, hoy empiezan las clases. No podría ser un día más apropiado para empezar el curso.

¿Cómo ha sido vuestro primer día? ¿Qué tal los exámenes de evaluación inicial? ¿Os ha dado tiempo a contaros el verano con tantos recreos?

A mí no me ha dado tiempo a hablar de todo lo que tenía planeado (mmm), pero sé que habrá más días. Sí que he podido daros la bienvenida y hablar un poquito de lo que supone estar en 4ºde la ESO. Y a leeros un poema de bienvenida. La poesía, como la música, siempre se ha utilizado para celebrar momentos importantes, y reflexionar sobre ellos.

Este poema responde a una pregunta que espero que vayáis respondiendo, cada uno a vuestra manera, este curso “¿Qué les queda a los jóvenes?”. El autor es Mario Benedetti. Después del poema os dejo un enlace por si queréis  escuchar el otro poema, que no se leyó en clase. Lo lee el mismo Mario Benedetti, como lo leyó el día que yo le conocí, hace ya más de 15 años, en la Casa de América de Madrid. Él es ese señor con bigote que veis ahí abajo. Una persona extraordinaria, otro día os hablo más de él. Que lo disfrutéis.

 

Mario Benedetti

Fotografía via Wikimedia Commons

¿Que les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de paciencia y asco?

¿Sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?

también les queda no decir amén

no dejar que les maten el amor

recuperar el habla y la utopía

ser jóvenes sin prisa y con memoria

situarse en una historia que es la suya

no convertirse en viejos prematuros

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de rutina y ruina?

¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?

les queda respirar/ abrir los ojos

descubrir las raíces del horror

inventar paz así sea a ponchazos

entenderse con la naturaleza

y con la lluvia y los relámpagos

y con el sentimiento y con la muerte

esa loca de atar y desatar

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de consumo y humo?

¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?

también les queda discutir con dios

tanto si existe como si no existe

tender manos que ayudan/ abrir puertas

entre el corazón propio y el ajeno

sobre todo les queda hacer futuro

a pesar de los ruines del pasado

y los sabios granujas del presente.

 

 

Leer es un ritual.

“¿Qué es un rito? -dijo el principito.-Es también algo demasiado olvidado -dijo el zorro-. Es lo que hace que un día sea diferente de los otros días.”
El principito, Antoine de Saint-Exupéry.
Algunos de mis primeros  recuerdos están asociados a la lectura. Recuerdo los cómics que me compraba mi madre cuando salíamos del médico, las ilustraciones de los cuentos de Andersen que intentaba copiar una y otra vez, la respuesta a la pregunta “¿Cuál es la suma más grande del mundo?” que hacían en un libro del barco de vapor, las visitas a la biblioteca de mi barrio…
Aprender a leer, de hecho, no es solo aprender a juntar las letras y reconocer palabras. En realidad, aprender a leer es aprender el ritual de la lectura. Y ese ritual está asociado a un número intedeterminado de actos y experiencias.
Por eso leer para mí evoca mi sillón favorito,  la luz que entra en mi cuarto los domingos por la mañana,  el olor de las tiendas donde encontré libros perdidos. Y siempre que leo  vuelvo atrás, a cuando no llegaba a los diez años y ya mee quedaba hasta las tantas devorando un nuevo libro a escondidas…

 Y a ti ¿te gusta leer? ¿Qué rituales asocias con leer? ¿Cuándo sueles hacerlo? ¿Tienes algún lugar favorito? Me encantaría conocer tus experiencias relacionadas con la lectura porque estoy segura que al final tu experiencia hará mejor la mía.

Como le ocurría al zorro de El principito cuando contemplaba los campos de trigo… Los que han leído este maravilloso libro saben a lo que me refiero.