Empezamos la poesía

Amados alumnos:

Ya ha llegado San Valentín, ¡día del amor!(¿cuántas palabras derivadas de amor conocéis : desamor, amante, amorcillo…?).

Y justo hoy empezamos con la poesía.  Esto es una coincidencia ciertamente admirable. Piensa en ello.

Así que vamos a celebrar esta maravillosa coincidencia leyendo, sí,  leyendo poesía todos los días. Se admiten sugerencias.

 

Os dejo con la poesía que os leí esta mañana,  de Luis Cernuda leída por el mismo Cernuda. Debajo del vídeo podéis leer un poco sobre su vida, es bastante interesante (he encontrado su biografía en www.buscabiografías. com). Sin duda, Cernuda es uno de los mejores poetas en castellano. Finclemente, otro poema de Cernuda de regalo. ¡Feliz san Valentín!

Nació el 21 de septiembre de 1902 en Sevilla (España).

Hijo de un militar, se educó en un ambiente de rígidos e intransigentes principios.

Inició sus estudios de Derecho en la Universidad de Sevilla, donde conoció a Pedro Salinas, que fue su profesor.

Ya en los años veinte se trasladó a la ciudad de Madrid, donde entra en contacto con los ambientes literarios de lo que luego se llamará Generación del 27.

Su descontento con el mundo y su rebeldía se deben, en gran medida, a su condición de homosexual, a su conciencia de ser un marginado. Admite ser un “inadaptado”. Recibió influencias de autores románticos: Keats, Hölderling, Bécquer… También de los clásicos, en especial de Garcilaso.

Durante un año trabajó como lector de español en la Universidad de Toulouse. Cuando se proclamó la República se mostrará dispuesto a colaborar con todo lo que fuera buscar una España más tolerante, liberal y culta. Durante la Guerra Civil participó en el II Congreso de Intelectuales Antifascistas de Valencia, y en 1938 fue a dar unas conferencias a Inglaterra, de donde ya no regresó a España, iniciando un triste exilio. Pasó por Inglaterra, Escocia y, desde 1952, México.

Su primera obra, Perfil del aire (1927), estaba en la línea de la poesía pura. De su estancia en Francia surgió Un río, un amor (1929), influido por el surrealismo. Donde habite el olvido (1934) es un libro desgarrador por la sinceridad con la que aborda el fracaso amoroso. Desde 1936 agrupa toda la poesía que va produciendo bajo el título La realidad y el deseo, al que va añadiendo poemas. En el exilio publicó Las nubes (1940), Con las horas contadas (1950-1956) y Desolación de la quimera (1962). También escribió interesantes ensayos literarios y colaboró en revistas y periódicos mexicanos como Excélsior o Novedades.

Luis Cernuda falleció el 5 de noviembre de 1963 en Ciudad de México.

Obras seleccionadas

Perfil del aire (1927)
Un río, un amor (1929)
Los placeres prohibidos (1931)
Donde habite el olvido (1934)
La realidad y el deseo (1936-1964)
Las nubes (1940)
Ocnos (1941)
Con las horas contadas (1950-1956)
Poemas para un cuerpo (1957)
Desolación de la quimera (1962)

 

Trabajo de Ivanhoe

Hola queridos alumnos, feliz año:

A continuación os dejo un ejemplo sobre cómo hacer el trabajo de Ivanhoe. Como os dije yo voy a escribir sobre el personaje de Robin Hood. Espero que os sirva de ayuda. Si tenéis dudas, escribid aquí o a mi correo electrónico.

También os dejo un documento en que puedes ver la tabla de evaluación que utilizaré para calificaros (justo al final de la entrada). Espero que estéis disfrutando las vacaciones. Ya nos contaremos a la vuelta.

ROBIN HOOD, del bosque de Sherwood

The Outlaw (B&W)Creative Commons License Arran Bee via Compfight

Apartado 1. Descripción

Aspecto físico

Robin Hood vive como un forajido en los bosques de Sherwood y no como un señor. Se hace llamar Locksley, y se viste como uno más de los rebeldes del bosque. Es un arquero extraordinario y podemos imaginar que lleva un carcaj y un arco siempre. Probablemente sus ropas sean de color verde, ya que este color le permitiría camuflarse entre las ramas de los árboles y así sorprender a los nobles a los que roba. La verdad es que en la novela no se le describe nunca, tal vez porque es un personaje secundario.

Debe ser fuerte y ágil si ha conseguido sobrevivir tanto tiempo como líder de los bandidos. Me imagino que su aspecto es algo salvaje, pues lleva una vida dura al aire libre. Su pelo podría ser más largo de lo normal, su piel oscura por vivir a la intemperie, sus ropas seguramente remendadas en diferentes ocasiones.

Los actores que han dado vida a Robin son normalmente atléticos y atractivos. Muchos se dejaron una barba muy recortada y cuidada (Erroll Flynn) aunque otros tenían un aspecto más recio y desaseado (Kevin Costner).

 

Cualidades

Las cualidades de Locksley son muchas y diferentes. La primera que conocemos es que es un gran arquero, capaz de partir por la mitad una vara de adelfa situada a gran distancia. Él mismo propone este reto, y ya descubre otra de sus características: confía en sus habilidades y le gustan los retos, especialmente si puede hacer mal a los enemigos del rey Ricardo.  En la versión de Disney, Robin es un zorro, animal reconocido por su astucia.

Day 54: A pox on the phony king of England!Creative Commons License Dustin Gaffke via Compfight

De hecho, en una época de injusticia, Robin Hood es tan valiente como para proclamar su fidelidad a Ricardo una y otra vez, incluso delante del tirano Juan. Este personaje es tan fiel al rey que abandona su castillo, deja a sus familiares y riquezas y vive como un bandido en el bosque.

Aunque la verdad es que es un bandido muy peculiar. No es uno más entre sus hombres, es el líder, y en realidad se comporta como tal. Es él quien toma las decisiones, y demuestra ser justo, y organizar la vida en el bosque respecto a principios muy claros. Roba a los ricos para dárselo a los pobres, así que reparte el botín con gran justicia y equidad. A los ricos que roba les trata con respeto, pero les despluma con eficacia e ingenio. Robin Hood vive como un forajido “bueno” en tiempos oscuros: lucha por su rey desde su escondite en el bosque, sus flechas provocan el terror de los malvados sajones, sus hombres le respetan por su justicia y a todos encanta con su buen humor. No es extraño, así pues, que Robin Hood haya sido protagonista de tantas películas.

Apartado 2. Intervención significativa

“Yo soy un hombre sin nombre, que ama a su país y a sus amigos”

Robin Hood responde así al caballero negro -Ricardo Corazón de León- cuando este le pregunta quién es. Como tantos personajes en Ivanhoe. Robin Hood debe esconder su identidad para poder luchar por aquello que le parece justo. Sin embargo, nunca esconderá sus intenciones: lucha por los suyos. ¿Se puede ser más sincero cuando a la vez tienes que ocultar quién eres realmente?

He elegido esta intervención porque muestra claramente qué tipo de persona es Locksley: valiente, justo… y misterioso. En la novela es protagonista de alguna intervención bastante graciosa – por ejemplo, cuando despluma al prior en el bosque- pero en esta se muestra tal y cómo es.

Apartado 3. Investigación.

Robin Hood en la historia y en la historia de la literatura

La leyenda de Robin Hood se remonta al siglo XIV. Esta es la primera vez que se oye hablar de un rebelde que lucha contra un rey opresor (Eduardo II, no Juan) escondido en un bosque. ¿Pero es este el Robin Hood verdadero? Lo cierto es que durante toda la Edad Media el nombre de Robin aparece frecuentemente en documentos legales, a veces como Robin el truhán. Se ha llegado a pensar que su leyenda era tan impactante que muchos hombres que vivían al margen de la ley decidieron tomar ese nombre prestado, por eso hay evidencia sobre tantos Robin en la historia, que en muchos casos creemos que fueron malhechores y bandidos sin nada de nobleza.

En 1370 se recoge por primera vez su historia en una balada literaria llamada Piers Plowman , donde se le retrata ya como amigo de los marginados, caballeroso con las mujeres, y especialmente duro con los hombres de la iglesia corruptos. En las primeras baladas medievales en que se habla de él no es noble, aunque sí lucha con su arco contra sus enemigos. De hecho su personalidad cambia bastante en cada obra literaria: en las obras de teatro como “Robin Hood y el monje” puede sorprendernos su agresividad, mientras que la obra de John Stow (de finales del siglo XVI) se dice por primera vez que roba a los ricos para dárselo a los pobres.

Realmente, la visión que tenemos de Robin Hood está muy influenciada por la de los investigadores Percy y Ritson, del siglo XVIII. Ellos fueron los primeros en investigar quién fue realmente Robin Hood. Y también fueron los primeros en sentirse fascinados por su valentía a la hora de defender sus principios, cualidad que le acercaba a los héroes del momento, que luchaban por la libertad en Francia. No es de extrañar que en el siglo XIX románticos como Walter Scott o Dumas decidieran incluir a este personaje en sus novelas. Los románticos veían la Edad Media como una época en que todavía se luchaba por los valores que eran realmente importantes: la religión, la justicia, el patriotismo. Al fin y al cabo ¿qué hay más romántico que un bandido honesto? En don Quijote de la Mancha también aparece un personaje similar, que también existió realmente: el bandido Roque Guinard.

Pour ne se relever jamais Raphaël da Silva via Compfight

Bibliografía y webgrafía.

Walter Scott (2009) Ivanhoe. Madrid: Clásicos a medida de Anaya.

https://en.wikipedia.org/wiki/Robin_Hood

https://es.wikipedia.org/wiki/Robin_Hood

La leyenda de Robin Hood

TABLA DE EVALUACIÓN SOBRE EL TRABAJO DE IVANHOE-13fx61w

 

Cosmogonías.

Imagina que vives hace miles de años. Una noche de verano te reunes con el resto de los habitantes de tu pueblo alrededor de una hoguera. ¡Te encanta escuchar las historias de los mayores! Miras el fuego, su resplandor en el rostro de tu mejor amigo. Escuchas con atención la historia que cuentan: las aventuras de una guerrera que liberó a tu pueblo. La historia acaba pero nadie se mueve, estáis a gusto. No podría haber más estrellas en el cielo. Y entonces, sin darte cuenta, sale una pregunta de tus labios…

¿Cómo empezó todo?

Y la respuesta te deja alucinado.

 

Te dejo también otra cosmogonía ¿sabrías decirme de qué civilización?

La creación del Universo

Cuenta una antigua leyenda que en el comienzo de todo lo que existe, cuando el tiempo aún no era tiempo y las tinieblas y el caos gobernaban el universo; en esa infinita oscuridad que tenía forma de huevo negro, nació Pangu. Pangu, se incubaba dentro del huevo, alimentándose de él y descansando dentro de él.
Llegó el momento en que finalmente despertó y ya como un gigante; al estirarse rompió la cáscara del huevo donde había estado encerrado. La parte clara del huevo, luminosa, ascendió y formó los cielos (YANG), la materia fría y turbia permaneció debajo para formar la tierra (YIN). Pangu se quedó en el medio, con su cabeza tocando el cielo y sus pies sobre la tierra.
Sorprendido y emocionado, Pangu se encontraba en un nuevo hábitat, lleno de luz y espacio para ponerse en pie, en un hábitat libre. Sin embargo algo empezó a preocuparlo, y era la idea de que cielo y tierra volvieran a unirse como solían hacerlo y él quedase atrapado nuevamente en el huevo. Fue así que se colocó entre ambos, sosteniéndolas con su cabeza y sus pies por unos largos 18 mil años.
Durante todo ese tiempo, Pangu continuó creciendo, por lo que sin darse cuenta, iba separando más y más las dos partes, hasta que un día sintió que la distancia entre ambos era la adecuada para que no volvieran a unirse. En ese momento, cayó rendido por el cansancio, sumiéndose en un sueño profundo del que nunca despertó.
De su cuerpo fueron originándose los elementos de la naturaleza: su
cabello dio vida a las estrellas y la Vía Láctea; de su ojo izquierdo nació el Sol y de su ojo derecho, la Luna mientras que de su voz, el trueno y el relámpago; de su aliento se originaron el viento y las nubes; el tronco y las cuatro extremidades se transformaron en los cuatro puntos cardinales y las montañas; del resto de su carne nacieron los árboles y el sueño, mientras que de su piel y los vellos del cuerpo nacieron las hierbas y las flores. Su sangre se convirtió en ríos y sus venas los caminos por donde éstos corrían; los metales y las piedras surgieron de los dientes y los huesos. Su medula se transformó en jade y en perlas; su sudor se convirtió en rocío y finalmente, los parásitos de su cuerpo se transformaron en hombres y  mujeres dando origen así a la raza humana.

Empezamos “Ivanhoe”

Qué emocionante el comienzo de Ivanhoe. Toda una invitación a sumergirnos en otro mundo.

Espero que disfrutéis con nuestra lectura.

Castillo de AlburquerqueCreative Commons License Antonio Soler via Compfight