Primer día de clase (4º de la ESO).

Martes y trece, el tiempo se vuelve loco y  se acaba el verano (se va, se va… se fue; ya está lloviendo y baja la temperatura 10ºC). Por si fuera poco, además, hoy empiezan las clases. No podría ser un día más apropiado para empezar el curso.

¿Cómo ha sido vuestro primer día? ¿Qué tal los exámenes de evaluación inicial? ¿Os ha dado tiempo a contaros el verano con tantos recreos?

A mí no me ha dado tiempo a hablar de todo lo que tenía planeado (mmm), pero sé que habrá más días. Sí que he podido daros la bienvenida y hablar un poquito de lo que supone estar en 4ºde la ESO. Y a leeros un poema de bienvenida. La poesía, como la música, siempre se ha utilizado para celebrar momentos importantes, y reflexionar sobre ellos.

Este poema responde a una pregunta que espero que vayáis respondiendo, cada uno a vuestra manera, este curso “¿Qué les queda a los jóvenes?”. El autor es Mario Benedetti. Después del poema os dejo un enlace por si queréis  escuchar el otro poema, que no se leyó en clase. Lo lee el mismo Mario Benedetti, como lo leyó el día que yo le conocí, hace ya más de 15 años, en la Casa de América de Madrid. Él es ese señor con bigote que veis ahí abajo. Una persona extraordinaria, otro día os hablo más de él. Que lo disfrutéis.

 

Mario Benedetti

Fotografía via Wikimedia Commons

¿Que les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de paciencia y asco?

¿Sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?

también les queda no decir amén

no dejar que les maten el amor

recuperar el habla y la utopía

ser jóvenes sin prisa y con memoria

situarse en una historia que es la suya

no convertirse en viejos prematuros

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de rutina y ruina?

¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?

les queda respirar/ abrir los ojos

descubrir las raíces del horror

inventar paz así sea a ponchazos

entenderse con la naturaleza

y con la lluvia y los relámpagos

y con el sentimiento y con la muerte

esa loca de atar y desatar

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de consumo y humo?

¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?

también les queda discutir con dios

tanto si existe como si no existe

tender manos que ayudan/ abrir puertas

entre el corazón propio y el ajeno

sobre todo les queda hacer futuro

a pesar de los ruines del pasado

y los sabios granujas del presente.